¿Sabías que…? La mezquita catedral

La Mezquita Catedral de Córdoba famosa en el mundo entero. ¿Conoces su historia? Te lo contamos en Apartamentos Plaza.

Su Historia

Frente a la Mezquita-catedral, en el extremo sur del Puente Romano, se levanta majestuosamente esta torre fortaleza. Construida por los árabes para defender la cabecera del Puente, la fortaleza constaba origiariamente de dos torres, unidas por un arco que permitía el acceso a la ciudad.

Sin embargo, su aspecto actual data del siglo XIV. Fue Enrique II de Trastámara que mandó su construcción para defenderse de los continuos ataques de su hermano Pedro I el Cruel.

Hoy, la Torre de la Calahorra es uno de los principales monumentos de la ciudad y atrae cada año miles de turistas. Entre sus muros está albergado el museo vivo de al-Andalus. Mediante la técnica más avanzada, el visitante es informado sobre el esplendor de al-Andalus, los avanzes de la ciencia y la relación de las diferentes culturas que convivían pacíficamente en Córdoba.

En la planta baja hay cuatro personajes: el judío Maimónides, el cristiano Alfonso X y los musulmanes Averroes e Ibn Al Arabi, que hablan del pasado de la ciudad y de lo que representó para la cultura universal. En otras salas, se exhiben instrumentos quirúrgicos y músicales, así como maquetas de diferentes edificios de la ciudad.

El punto final de la visita del museo es salir a la parte alta de la torre. Desde ahí, el visitante disfruta de unas magníficas vistas sobre el casco antiguo de Córdoba.

A pesar de su función meramente defensiva, la Torre de la Calahorra nos muestra elementos decorativos en estilo mudéjar.

Si te está gustando visita nuestras noticias.

Curiosidades

 

Con más de 1200 años a cuestas, estas son algunas de las curiosidades que encierran sus muros.

 

1. La Mezquita es del Estado

2. No está orientada a La Meca

3. Los restos de Abderramán III rodean el campanario

4. Columna del Cautivo o de la Uña

5. 1.300 columnas

6. El patio no siempre tuvo naranjos

La Mezquita de Abderraman I

El primitivo templo de Abderraman I (785) estaba formado por once naves longitudinales en dirección norte-sur. En esta parte llama la atención la reutilización de fustes y capiteles de origen romano o visigodo situados a distintas alturas debido a la fijación de la línea constructiva sobre el techado en vez de sobre el terreno. Un hecho particular de esta primera mezquita y de las posteriores ampliaciones es su orientación sur, al igual que la mezquita de Damasco.

Elemento novedoso es el uso de los arcos de herradura procedente del arte visigodo y que el Islam lo adoptará como propio y símbolo de su arquitectura. Las arcadas que dividen las naves son dobles en altura. La inferior, un arco de herradura, y la superior de medio punto. La alternancia de piedra y ladrillo confiere a la Mezquita una singular bicromía que sentará base para construcciones posteriores. Esta doble arquería proporciona una mayor elevación de la cubierta y una mejor iluminación de los interiores. El origen de este singular modelo constructivo a doble altura parece ser el acueducto romano de Los Milagros (Mérida).


A Abderraman I le sucede su hijo Hixem I, encargado de levantar el primer alminar de la Mezquita, de planta cuadrangular. El propio Hixem fue también el encargado de construir las galerías del patio para la oración de las mujeres y la primera pila de abluciones. Así quedaba configurada la primera y principal Mezquita de la ciudad. En tiempos venideros, con motivo del incremento de los fieles o debido a los deseos de monumentalidad de los gobernantes, la Mezquita vivirá numerosas ampliaciones y transformaciones hasta llegar al estado actual.

La primera ampliación (821-852)

Abderraman II (822) amplió la sala de oración en ocho tramos hacia el sur, con una clara influencia abbasí en la decoración, fruto de los contactos políticos con el califato oriental y de la llegada de personajes de Oriente a la Península. Mohamed I da forma definitiva a la Puerta de San Esteban, de la que se desconoce su verdadero origen, si bien parece clara su posición estética entre el arte visigodo y el califal cordobés. Al anterior emir le sucede Al-Mundir y Abd-Allah. El primero levanta la sala del tesoro, de la que no se conoce el emplazamiento definitivo. El segundo construirá un pasadizo secreto o sabat que uniría el Alcázar califal con el mihrab.

La segunda ampliación (siglo X)

En el año 929, Abderraman III se proclama califa, pasando a ser Córdoba la capital del mayor y más influyente reino islámico de occidente. La única intervención de la Alhama fue un nuevo alminar y la ampliación del patio. En el mismo siglo, siendo califa Alhaken II, se fomentó considerablemente la cultura y el conjunto de las artes estéticas y literarias. Así mismo durante ese periodo se incrementaron los contactos políticos y culturales con la gran capital oriental de Bizancio.

Alhakem II añade doce tramos más, aproximándose aún más hacia el curso del Guadalquivir, alcanzando la definitiva profundidad de hoy día. Se alternan fustes de mármol rosado y azules y se realizan capiteles denominados de pencas, resultando ser una esquematización de los órdenes clásicos. En la qibla o muro final de la construcción, se encuentra el mihrab o nicho al que se dirigen las oraciones. 

Estas bóvedas están formadas por gruesos y grandes nervios dejando un espacio abierto entre ellos. Esta solución constructiva será muy utilizada posteriormente por el arte mudéjar, denominándose bóveda de nervios califal

La tercera ampliación (987)

La última gran ampliación la lleva a cabo el visir Almanzor a finales del siglo x. La inminente caída del califato se vislumbra en la pobreza de materiales empleados en esta zona. Ante la imposibilidad de realizar un aumento hacia el sur, debido a la próxima ubicación del río Guadalquivir, Almanzor opta por añadir ocho naves más en dirección este.

La Catedral

La Catedral cordobesa asombra tanto por su hermosura como por su ubicación. En el siglo XVI el Obispo Manrique consigue que Carlos V le de el permiso para construir en el interior de la Mezquita. Tanto el obispo como el rey coinciden en la necesidad de respetar la ampliación de Alhaken II. De este modo, en 1523, fue proyectada y comenzada por Hernán Ruiz I la Catedral de Córdoba, escogiéndose para su ubicación las intervenciones de Abderraman I y Almanzor. Tras la muerte del arquitecto, continuarán la edificación su hijo, su nieto y Juan de Ochoa. De esta forma, se resumen en una misma construcción casi dos siglos de evolución arquitectónica. La planta, de cruz latina, alberga bóvedas góticas junto con otras protobarrocas y una cúpula renacentista. El retablo mayor realizado en mármol se concluye en el XVII. Del siglo XVIII son los majestuosos púlpitos a ambos lados del arco toral, de mármol y caoba, obra del escultor Miguel Verdiguer. De este mismo siglo y obra del maestro sevillano Pedro Duque Cornejo es la imponente sillería del coro. Elaborada en caoba, se halla toda tallada y esculpida con diversos temas. Paralelo en belleza a la sillería, encontramos el Tesoro. Tras pasar la Capilla del Cardenal Salazar, podemos apreciar la colección catedralicia formada por piezas de marfil y plata de los siglo XV al XX, entre las que destaca la espectacular custodia del Corpus Christi, realizada en el siglo XVI por Enrique de Arfe.

Información de visita

 

Cómo llegar

 C/ Cardenal Herrero n. º 1.
14003. Córdoba, España.

Parada de autobús “Puerta del Puente”,
Líneas urbanas 3 y 12.
Parada de taxi “Conjunto Monumental Mezquita-Catedral”,
C/ Torrijos n. º 6

Web: https://cabildocatedraldecordoba.es/

Horario de apertura

Horarios de visitas
Mezquita-Catedral

De 10:00 a 18:00

Torre-campanario. Pases cada media hora

9:30, 10:00, 10:30, 11:00, 11:30, 12:00, 12:30, 13:00, 13:30, 14:00, 14:30, 15:00, 15:30, 16:00, 16:30, 17:00 y 17:30.

  • Treinta minutos antes del cierre, se dejará de expender tickets y se impedirá el acceso al Conjunto Monumental. 
  • De lunes a sábados de 8:30 a 9:30 horas se podrá visitar el monumento gratuitamente, excepto en celebraciones extraordinarias. En este horario no se permitirá la visita de grupos.
  • En caso de  celebración de eventos extraordinarios,  los días de apertura al público y horarios pueden ser excepcionalmente modificados.
  • Los horarios de culto se pueden consultar en la web de la Catedral
Horario de misas
Catedral

De 9:30. Misa Capitular (Coro)

Parroquia del Sagrario

Acceso por C/ Magistral González Francés.

12:30 y 19:00
  • Para más información sobre cultos religiosos visita Horarios de Culto en la web del Cabildo de la Catedral de Córdoba.

Entrada

Mezquita-Catedral

General:  11€

Reducida: 9€  Personas mayores de 65 años, estudiantes de 15 a 26 años y titulares del Carnet Joven

Reducida: 6€  Niños de 10 a 14 años, discapacitados hasta el 64% y miembros de familia numerosa (adultos)

Reducida: 4€  Miembros de familia numerosa (niños de 10 a 14 años)

Gratuita:  Nacidos y/o residentes en la diócesis de Córdoba, menores de 10 años, titulares de la tarjeta «Andalucía Junta 65» y  discapacitados de más del 64% con un acompañante

(Incluye entrada a las Iglesias Fernandinas)

Mezquita-Catedral + Torre Campanario

General:  13€

Reducida: 8€  Niños de 10 a 14 años y discapacitados

Gratuita:  Nacidos y/o residentes en la diócesis de Córdoba, menores de 10 años y titulares de la tarjeta «Andalucía Junta 65»

Torre Campanario

General:  2€

Gratuita:  Nacidos y/o residentes en la diócesis de Córdoba

Entorno

Puente Romano, La Calahorra, Alcázar de los Reyes Cristianos, Jardín Botánico, Baños Árabes

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: